Exposición solar

Riesgos de la exposición solar y consejos para consevar la salud de la piel.

Protección de la piel

Tres capas

La piel humana está compuesta por tres delicadas capas. La exposición de la luz solar causa la oxidación de las celular y acelera su envejecimiento. No se trata simplemente de un problema estético, se altera la composición y la función de las diferentes capas de la piel.

Epidermis

La epidersmis es la capa exterior de la piel, la cual se compone de células maduras, pero que cumplen la función de proteger a nuestro cuerpo evitando quemaduras por la acción social. Desarrolla una sustancia llamada melanina, pigmento que le da a la piel el color característico.

La exposición solar hace que disminuyan en esta capa la cantidad de células que contienen el pigmento, causando pérdida de resistencia y elasticidad en la piel.

Aunque la melanina funciona como protección, no puede evitar los daños que los rayos solares ejercen a mediano y largo plazo. Los rayos UVB generan así lo que se denomina fotoenvejecimiento diminuyendo la capacidad de la piel para protegerse. Son, además, una de las causas principales de cáncer de piel, por una alteración del ADN celular.

Dermis

La dermis se ubica debajo de la epidermis y contiene las terminaciones nerviosas, glándulas cebáceas, sudoríparas y vasos sanguíneos. Aporta colágeno y elastina, sustancias que hacen a la resistencia y flexibilidad de la piel.

Ante la exposición solar, los vasos sanguíneos se vuelven más frágiles, y las glándulas cebáceas producen menos aceite generando sequedad y limitando la capacidad de la piel para defenderse contra las bacterias. Como disminuye la hidratación cutánea, el aspecto de la piel se ve alterado.

Los rayos UVA actual especialmente sobre la dermis generando alergias y alterando el ADN celular. Algunas consecuencias:

Pérdida de firmeza

Arrugas

Manchas

Alteración de las terminaciones nerviosas: pérdida de sensibilidad.

Hipodermis

La hipodermis esta compuesta principalmente por grasa y ayuda a que el cuerpo se mantenga cálido y cumple la función de absorber impactos.

La exposición solar en esta capa, trae como consecuencia la destrucción del componente celular y extracelular. La cantidad de grasa subcutánea se reduce incrementando directamente el riesgo de lesionar la piel. Se reduce la capacidad para mantener la temperatura corporal y para proteger al organismo del frio.

Los rayos infrarrojos (IR), llegan a esta capa generando un calor que potencia las otras radiaciones.

¿Cómo protegernos del sol?

1.Utilizar protección solar (filtros solares) de acuerdo al tipo de piel2.Preparar la piel, 30 minutos antes de exponerla al sol

3.Evitar la exposición solar en las horas cercanas al medio día

4.Las gotas de agua, actual como lupas de la radiación solar: es aconsejable no exponerse al sol con el cuerpo húmedo

5.La ingestión abundante de líquidos previene la deshidratación

6.Los anteojos de solo previenen lesiones oculares

7.Proteger la cabeza con gorros o pañuelos, previene la insolación.